¿La poesía sigue siendo un arte para minorías? – Raquel Lanseros

535

Raquel Lanseros reflexiona sobre la importancia de la poesía en la historia de la humanidad y del lugar que ocupa en la actualidad como arte minoritario.

Si nos atenemos a las cifras de ventas a las cifras de las personas que acuden a los recitales de poesía, que hay muchos y muy variados a lo largo de toda la geografía no solamente de España sino de casi todos los países del mundo,  pues sí,  la poesía sigue siendo para inmensas minorías, parafraseando a Juan Ramón Jiménez. También es cierto que la poesía tiene un poder oculto  que no es evidente  a criterios mercantilistas pero sí que se plasma en la cantidad de gente a la que le llega la poesía. Son personas que en un momento dado se cruzan con un poema y a lo mejor no estaban acostumbrados a leer, o sí lo estaban pero tampoco lo hacían muy a menudo y de pronto eso le suscita una cantidad de pensamientos, de identificaciones personales que hace que tengan en cuenta la poesía no solamente con la inteligencia o con el intelecto sino también con el alma.

la poesía tiene un poder oculto  que no es evidente  a criterios mercantilistas pero sí que se plasma en la cantidad de gente a la que le llega la poesía.

La poesía es algo que la gente ama. Los que la aman y la aman mucho son las minorías, digamos selectas,  desde el punto de vista no del elitismo sino del amor que ponen en esa pasión. Creo que la poesía es potencialmente susceptibles de llegar a mucha más gente si tuviera los canales adecuados y no estuviese tan arrinconada. Esto entronca con la segunda parte de la pregunta que es : si sirve de algo. De alguna manera ya solamente el reducir la poesía a este utilitarismo, que por desgracia está tan predominante en nuestra sociedad, es triste sobre todo porque la poesía es consustancial a la identidad humana. No hay ningún pueblo cultura o civilización, a lo ancho y largo de este mundo  en ninguna época histórica, que haya prescindido de la poesía. La poesía comenzó en la oralidad y en muchas civilizaciones aún se mantiene ahí,  en muchas otras ha pasado a la palabra escrita.  El canto de la tribu, el canto de la estirpe, el canto de nuestra especie, los anhelos y  los deseos, la manera de concentrarlos en palabras,  siempre ha sido primigeniamente la poesía. La poesía y la vida son la misma cosa. Hace poco oí una cita de Víctor Hugo que me pareció maravillosa y que además en este caso nos viene al dedillo y él decía: “nadie en su sano juicio se preguntaría si el perfume del espino blanco sirve o no a los fines del universo” , de la misma manera creo que también es muy reduccionista e indica un síntoma de enfermedad, que nos preguntemos si la poesía sirve o no porque sería tan absurdo como preguntarnos si nuestra propia existencia sirve o no.

Extracto de entrevista a Raquel Lanseros, en Conocer al Autor.